La música es un elemento fundamental para los niños; a través de ella los niños se expresan sus sentimientos, emociones, sensaciones, pensamientos; se estimula la expresión corporal, mejora su coordinación, mejora su capacidad de aprendizaje, les da seguridad emocional, confianza, desarrolla sus habilidades sociales, de colaboración y de respeto mutuo.

 

En Preescolar la clase de música está estructurada para dos periodos por semana en la que los alumnos tendrán la oportunidad de experimentar con esta disciplina artística de diversas formas.